Una Volkswagen T2 duplicada de 1963 se subasta: ¡todo lo que debes saber!

Escrito por Paulo Di Renzo

En el fascinante mundo de las personalizaciones de furgonetas y campers, surgen creaciones únicas que desafían las expectativas y nos dejan asombrados. Una de esas creaciones extraordinarias es la Volkswagen T2 duplicada de 1963, la cual fusiona dos icónicas VW T2 para dar vida a una verdadera joya sobre ruedas. Ahora, puede ser tuya mediante una subasta.

A continuación, te mostramos en detalle esta increíble creación, que mantiene su encanto clásico e incorpora un moderno motor de Audi. Se trata de una rareza sobre ruedas que se encuentra en el Reino Unido y que busca revivir un clásico y único. ¡Sigue leyendo hasta el final para más detalles!

El encanto de la Volkswagen T2 en todo sentido

La Volkswagen T2, cariñosamente conocida como la Combi o Kombi, es una furgoneta que ha dejado una huella imborrable en la historia del automóvil. Su aparición en los ‘60 la convirtió en un ícono del movimiento hippie, simbolizando la libertad y el espíritu aventurero de la época. Hoy en día, representa una de las furgonetas clásicas más apreciadas y un emblema del estilo de vida camper.

Leer más:
El motor 1.5 TSI Evo de Volkswagen se producirá en Brasil

Como si fuese poco, lo que hace especial a esta Volkswagen T2 es que no es una, sino dos furgonetas T2 de 1963 unidas en una. Concretamente, el creador de esta obra de arte sobre ruedas tomó dos unidades de la legendaria furgoneta y las fusionó utilizando el concepto americano de la quinta rueda. Esta ingeniosa unión permite maximizar el espacio interior y mejorar la maniobrabilidad, lo que provee una experiencia única a los aventureros.

Motor de Audi, el gran distintivo

Esta T2 duplicada se destaca también por su rendimiento mejorado. Las mecánicas bóxer atmosféricas originales han sido reemplazadas por un conjunto de motor turbo de 2.0lts y transmisión procedentes de un Audi S3. Este, a su vez, se encuentra estratégicamente ubicado debajo de la zona del enganche del remolque. ¿Consecuencia? Libera espacio en los compartimentos donde solían estar los motores originales para brindar una capacidad de carga adicional.

Asimismo, en el interior de la Volkswagen T2 la comodidad se combina con el estilo clásico

  • Una cama doble ocupa la parte trasera, junto con una nevera para mantener tus alimentos y bebidas frescos 
  • Dos encimeras proveen espacio para cocinar delicias al aire libre 
  • La tapicería a juego, el suelo laminado inteligente y el toldo exterior añaden un toque de lujo a esta experiencia de viaje única
  • Un techo extensible y amplios lugares de almacenamiento para llevar todo lo que necesitas
  • Las llantas de acero OEM con tapacubos y el portaequipajes en el techo completan un atractivo exterior
Leer más:
Volkswagen incorpora la más alta tecnología en sus vehículos: Todos los detalles

¿Por qué la Volkswagen T2 implica un paseo en el tiempo?

La Volkswagen T2 de 1963 posee por un lado múltiples accesorios y detalles modernos pensados para las necesidades actuales. Por otro, un diseño y esencia en general de hace 60 años que posibilita evidenciar una experiencia única, tanto al observarlo como al viajar

  • La cabina en la zona delantera es un tributo al pasado
  • El parabrisas frontal con el sistema de apertura original, volante y pedales también son originales
  • Incorpora, por ejemplo, una palanca de cambios estilo Hurst de la época y un odómetro digital
  • El tablero marca apenas 38343 kilómetros, un valor muy bajo para un vehículo tan antiguo
  • Su estructura y formato es propio de los ‘60 y es difícil encontrar ahora una combi similar

Por último, la VW T2 fabricada hace exactamente 60 años se subasta a un precio inicial de 15000 dólares. Si bien parece elevado, resulta económico teniendo en cuenta lo que representa el vehículo y la época que revive, además de ser realmente único.