¡Mira las 4 mejores motos automáticas de Yamaha!

Escrito por Paulo Di Renzo

Cuando de adaptarse a las nuevas tecnologías se trata, las motos automáticas de Yamaha son, sin lugar a dudas, una opción más que acertada. Con una experiencia de conducción placentera y proviniendo de una marca tan exitosa, el nivel de aceptación actual es muy alto.

Por ello, te mostramos a continuación las 4 mejores motos automáticas de Yamaha y todo lo que debes conocer al respecto. No se trata solo del sistema de transmisión, sino también de cada detalle que se aprecia y la confiabilidad del fabricante japonés.

Yamaha NMAX 155

Es una de las motos automáticas de Yamaha que más popularidad ha ganado en el mercado debido a su diseño deportivo y su impresionante rendimiento. Equipada con un propulsor de 155cc y un sistema de transmisión automática CVT (Transmisión Continuamente Variable), provee una aceleración suave y una excelente economía de combustible. 

Leer más:
Nueva Yamaha MT-09, un giro radical hacia la deportividad y la agresión

Además, la NMAX 155 incorpora iluminación LED, sistema de frenado ABS y un amplio espacio de almacenamiento bajo el asiento. Así, resulta una opción muy versátil tanto para desplazamientos diarios como para viajes más largos.

XMAX 300

Es de tamaño mediano y se destaca por su combinación de estilo, rendimiento y funcionalidad. Con su motor de 292cc y su transmisión automática CVT, ofrece una respuesta rápida y aceleración suave. Además, se complementa con todo lo siguiente:

  • Sistema de suspensión de calidad 
  • Frenos potentes
  • Amplio espacio de almacenamiento
  • Iluminación LED completa 
  • Control de tracción
  • Sistema de llave inteligente
  • Posición de manejo cómoda

Ya sea que estés en la ciudad o en carreteras abiertas, la XMAX 300 te brindará una experiencia de conducción cómoda y emocionante.

Tricity 155

Si estás buscando una moto automática que ofrezca una mayor estabilidad y seguridad, la Tricity 155 es lo que necesitas. Con tres ruedas, posee un sistema de inclinación doble que le permite mantenerse equilibrada en las curvas y frenar con confianza. 

Leer más:
¿Cómo es la Kawasaki EV, la nueva moto 100% eléctrica?

Asimismo, su motor de 155cc y su transmisión automática CVT proporcionan una aceleración muy considerable y una conducción eficiente. Incluye, además, sistema de frenos ABS, arranque sin llave y un espacio de almacenamiento generoso. Disfruta de la libertad de conducir con confianza en cualquier tipo de camino con esta moto excepcional. Sin lugar a dudas, una de las mejores motos automáticas de Yamaha.

TMAX 560

Está considerada por muchos como una elección perfecta. Esto se debe a que viene equipada con un muy destacado motor de 562cc que se acopla a una transmisión automática CVT y posibilita una buena aceleración y capacidad de reacción en diferentes contextos. 

A su vez, el diseño elegante y aerodinámico de la TMAX 560 combina estilo y funcionalidad, y su chasis ligero da lugar a una maniobrabilidad excepcional. Con características como control de tracción, sistema de frenos ABS, luces LED completas y un sistema de navegación integrado, es una de las mejores motos  automáticas de Yamaha y de alto rendimiento.

Leer más:
Yamaha le retira las cubiertas a su línea de scooters en Japón ¿Será la nueva tendencia en el resto del mundo?

Claro está que no es una motocicleta deportiva, pero sí con prestaciones más que adecuadas para el ámbito urbano y para circular a velocidades legales.

Otros datos que debes saber

Las motos automáticas de Yamaha brindan una experiencia de conducción sin complicaciones y están diseñadas para satisfacer las necesidades de conductores tanto novatos como experimentados. Asimismo, el sistema de transmisión es muy confiable, en contraste de quienes aseguran que a largo plazo implica un gasto superior por reparaciones y sustitución de piezas.

Por último, todo lo que te hemos facilitado y las experiencias de los clientes actuales evidencian que las motos automáticas de Yamaha representan una excelente adquisición. Si aún dudas, comprar una te hará terminar con la inquietud y estar en condiciones de poder afirmar “superó mis expectativas”.