Yamaha nos presenta una actualización de la FZ-FI. Conoce todos los cambios

Escrito por Paulo Di Renzo

Yamaha hizo una actualización para su modelo de baja cilindrada, la FZ-FI. Te contamos cuales son todas las novedades para esta versión que se venderá en India.

Yamaha puso primera con sus novedades para el 2023 y presentó en India la edición 2023 4.0 de su FZ-S FI, que llegará al mercado asiático en reemplazo de la versión 2022 3.0 -aunque seguirá ofreciéndose en concesionarios-. Presenta varias novedades que aumentan su rendimiento y a continuación las repasamos.

En el apartado estético y funcional, el asiento de dos niveles tiene una excelente sensación de ajuste que funciona bien con una posición de conducción erguida y relajada. Si bien no es una novedad en sí misma, sí que se actualizó el material que recubre el asiento para generar un agarre mejorado y brindar una conducción estable y comodidad tanto para el conductor como para el pasajero.

También se adopta un silenciador de escape central, con sus ventajas de concentración de masa, reducción de peso y menor longitud, además del sonido que continúa siendo único. Para completar este apartado, las llantas ahora pueden obtener el color de la carrocería y el ejemplo perfecto es el color azul eléctrico con el que Yamaha grafica en su web hindú.

Leer más:
¿Cuáles son las motos más robadas en Colombia?

Ya entrando en temas más amenos con la funcionalidad de la moto, Yamaha mejoró el faro delantero que ya utilizaba tecnología LED, pero que ahora incorpora un nuevo diseño y la luz diurna, además de utilizar un reflector renovado para un mayor rango de luminosidad. Por supuesto, también utilizan LED los intermitentes y el faro trasero.

La Yamaha FZ-S FI mantiene el conocido motor monocilíndrico de 149 cc, con inyección de combustible, 2 válvulas, SOHC y refrigerado por aire, capaz de ofrecer una potencia máxima de 12,4 Cv a 7.250 rpm y un par de 13,3 Nm a 5.500 rpm, que incorpora ajustes en la aceleración para mejorar la respuesta mediante nuevos mapeos.

También suma el control de tracción de serie, que se suma al ya habitual ABS delantero para vigilar el disco de freno. Por último, pero no menos importante, el panel instrumental es completamente digital pero incorpora la conectividad Bluetooth mediante Yamaha Y-Connect, que permite sumar funciones y visualizar información adicional tanto en el panel como en el teléfono.

Leer más:
Yamaha sorprende con una pequeña y salvaje scrambler personalizada

En cuanto a suspensiones, no se declaran cambios manteniendo la horquilla convencional delantera y el monoshock ajustable en precarga en 7 posiciones atrás. Lo mismo para los frenos, con disco en ambas ruedas y la mencionada vigilancia del ABS delantero.