¿Cómo fue el increíble viaje hasta el fin del mundo con dos Porsche Classic?

Escrito por Paulo Di Renzo

El viaje hasta el fin del mundo es una experiencia que pocas personas pueden decir que han tenido la oportunidad de vivir. Pero emprenderlo a bordo de Porsche Classic (dos Cayenne) de la primera generación, es aún más inigualable.

Trayecto extenso, aventura, disfrute máximo, revivir el pasado, nostalgia, etc. Se trata de todas calificaciones a partir de las sensaciones que se obtienen durante un viaje que mezcla la emoción de conducir un deportivo con la capacidad de explorar los terrenos más agrestes.

Detalles del viaje y de los Porsche Classic que se utilizaron

El viaje comienza en Miami, donde se eligieron los dos Porsche Classic (así se los llama) para recorrer cerca de 3500 kilómetros por la Patagonia, desde Puerto Montt hasta Ushuaia.

Leer más:
De antigua a nueva: Así restauraron una pick up de Dodge de hace ¡60 años!

Los dos autos clásicos de la prestigiosa marca alemana son del año 2009 y 2010, respectivamente. Ambos ya contaban con más de 130 mil kilómetros, pero eso no impidió que fueran equipados con los accesorios necesarios para hacer frente a los terrenos que les esperaban.

Después de equipar los vehículos con los accesorios necesarios, la expedición decidió partir hacia el oriente para visitar Bariloche, en el sur argentino. La carretera bordea el lago Llanquihue, donde se apreciaban paisajes naturales de los parques nacionales Puyehue, Nahuel Huapi y Perito Moreno.

En todo momento, y pese a tener más de 12 años de uso, los dos Porsche Classic o Cayenne se sentían óptimos. Esto se debe a dos factores:

  • El gran estado mecánico y general de ambos
  • Sus motores V6 de 3.6lts de 290 CV y 385Nm de potencia son suficientes para sortear los terrenos más agrestes

¿Por dónde y cómo continuó la aventura?

La expedición continúa por la carretera Austral, una de las rutas más famosas del mundo que ofrece una experiencia de conducción única.

Leer más:
Porsche renueva al máximo uno de sus SUV: ¿Cuáles son los puntos más destacados?

En un contexto de aventura, disfrute y experiencia única, los dos Porsche classic fueron capaces de sortear los caminos de tierra y los vados de los ríos sin inconveniente alguno gracias a sus neumáticos offroad y a los accesorios añadidos previamente.

¿Dónde finalizó el viaje al fin del mundo y cómo quedaron los Porsche?

Por último, la expedición llegó a Ushuaia, la ciudad ubicada bien al sur del continente americano, tras recorrer más de 3500 kilómetros. Una distancia que puede efectuarse en meses, los Porsche Classic la hicieron en cuestión de horas.

La experiencia de conducir estos dos deportivos devino en una aventura realmente inolvidable que combina la emoción de la conducción con la belleza natural de la región y otros aspectos muy positivos.