Sorprendente transformación de una Yamaha MT-25 en una Adventure 250 al estilo Dakar

Escrito por Kevin Kupferberg

En un audaz acto de creatividad y habilidad técnica, los especialistas en reparación y customización indonesios de Batakastem Workshop, liderados por Abraham Simatupang, convirtieron una Yamaha MT-25 en una auténtica trail al más puro estilo Dakar, bautizada como Blue Camel (Camello Azul).

La Yamaha MT-25, una naked con un motor bicilíndrico en línea de 250cc y 36cv de potencia máxima, se sometió a una metamorfosis desafiante para adquirir un aspecto aventurero sin precedentes. Simatupang y su equipo no solo lograron la apariencia deseada, sino que además se aseguraron de que la motocicleta conservara su rendimiento y funcionalidad.

Una motocicleta que genera admiración

La estética de la MT-25 Adventure Bike se sitúa en un punto intermedio entre la clásica Yamaha Ténéré de los ‘90 y la moderna Husqvarna Norden. Simatupang compartió sus pensamientos sobre el proyecto con el medio Bike Bound. «El objetivo era hacer que esta motocicleta funcionara tan bien como una motocicleta normal, y también que el sistema de inyección de combustible funcionara correctamente”.

Leer más:
BMW vs BMW: dos y cuatro ruedas, frente a frente

Con una altura de 182cm, Simatupang consideró al nuevo vehículo de dos ruedas como un sueño personal. Asimismo, destacó la calidad de la suspensión diseñada para emular las características de una moto de aventura, tal como una Yamaha MT-25 lo merece.

Por su parte, la MT-25 modificada no pasa desapercibida y genera admiración y preguntas entre los aficionados: «¿Qué moto es? Nunca vi una así», comentó Simatupang que le plantean los fanáticos al observar el fantástico resultado.

Cabe destacar que el proyecto se inició con una Yamaha MT-25 del año 2015. Inicialmente planeaban recrear las imponentes máquinas dakarianas de los ‘80, pero el enfoque evolucionó hacia la fusión de la Ténéré y la Husqvarna Norden. Resultó ser una híbrida que combina lo mejor de las trails del siglo pasado con tecnología de vanguardia.

La fusión perfecta entre el pasado y el futuro para la Yamaha MT-25

Batakastem Workshop se sumergió en el proyecto con un enfoque meticuloso. ¿Cómo? Básicamente, creando un carenado completamente artesanal, renovando el equipo de llantas y neumáticos y realizando ajustes esenciales en las suspensiones; todos elogiados por Simatupang.

Leer más:
Nace una nueva era: Kawasaki presenta la Ninja 7 HEV, su primera moto híbrida

Además, el modelo base de la Yamaha MT-25 estaba equipado con un chasis multitubular de tipo diamante y un modesto pero eficiente sistema de suspensiones. La moto original se ha desnudado siguiendo la fórmula japonesa: faro delantero moderno, quilla protectora del motor y depósito afilado.

En definitiva, la Blue Camel de Batakastem Workshop se erige como una muestra de ingeniería y diseño audaz, fusionando la nostalgia de las trails clásicas con la innovación contemporánea.

Se trata, al fin y al cabo, de una transformación de la MT-25 demuestra que el mundo de las motocicletas puede ser un lienzo en blanco para aquellos dispuestos a desafiar los límites de la creatividad y la personalización.