Aparecieron Tres Tesla Roadster abandonados en un puerto de China

Escrito por Paulo Di Renzo

Un cliente chino compró hace literalmente 13 años tres Tesla Roadster de primera generación y, por alguna razón desconocida, nunca llegó a reclamarlos en el puerto de China donde habían sido almacenados.

Ahora, estos vehículos de lujo están disponibles para su venta a través de Gruber Motor Company, un especialista en Tesla con sede en Arizona. ¡Continúa leyendo para conocer su precio, estado y otros detalles!

Tres Tesla Roadster sin uso y 0km, pero de hace más de una década

El hallazgo de estos tres Roadster en contenedores de transporte ha sorprendido a muchos por diversas razones:

  • Son caros
  • Resultan ideales tanto para uso personal como para coleccionar
  • Fueron encargados por alguien en particular
  • Nunca fueron reclamados ni tampoco adquirieron notoriedad a fin de llegar a manos de quien sería su dueño
  • Están completamente en desuso, 0km y hasta con las cajas sin abrir en los maleteros
Leer más:
El nuevo BMW M2 tiene más potencia de la declarada por la marca

Cabe destacar que los Roadster vienen en tres colores diferentes:

  • Rojo Radiant Red
  • Naranja Very Orange con acabado Sport
  • Naranja con acabado de base

¿En qué estado mecánico se encuentran?

Por un lado, carecen de uso, lo que implica que están 100% nuevos en todo sentido. Sin embargo, sus 13 años de antigüedad hacen evidente que sus baterías deben estar sin carga e imposibles de poner en funcionamiento.

En este sentido, ninguna batería, por más alta tecnología que contenga, puede soportar tantos años (en este caso, más de una década) sin carga. Asimismo, sustituirlas no es económico, sino todo lo contrario.

¿Cuánto cuesta este vehículo?

El precio de estos Tres Tesla Roadster oscila los 150 mil dólares. Es cierto que no es el más caro, pero, si se considera su estado de abandono y la alta probabilidad de tener que comprar nuevas baterías, no están al alcance de cualquiera.

No obstante, los Tesla Roadster suelen ser muy buscados por los coleccionistas y aficionados a los autos eléctricos. Además, estos modelos de primera generación son muy difíciles de encontrar en buen estado, lo que les proporciona un valor aún superior por su alta demanda.