Yamaha revoluciona la iluminación en las motocicletas con faros láser y fibra óptica

Escrito por Kevin Kupferberg

Para Yamaha la innovación no tiene límites y lo demuestra una vez más al patentar un revolucionario sistema de iluminación para motocicletas basado en tecnología láser. Aunque los autos de lujo ya lo han abrazado en sus faros durante la última década, la compañía japonesa se destaca por ser la pionera en la implementación de un único láser combinado con fibra óptica para iluminar toda la motocicleta.

Este enfoque singular no solo busca eficiencia energética, sino que además aborda el desafío económico que ha limitado la presencia de faros láser en el mundo de las dos ruedas. Por esta razón, la apuesta por la iluminación láser se presenta como una respuesta a la demanda creciente de eficiencia y tecnología de vanguardia en el mundo de las motos.

Y, a diferencia de los faros láser convencionales, que suelen ser costosos y vulnerables a daños debido a su ubicación en las extremidades de los vehículos, Yamaha ha tomado medidas innovadoras para no sufrir esos inconvenientes. ¡Sigue leyendo para más detalles!

Todo lo que debes saber sobre el sistema de iluminación de Yamaha

En el corazón de esta revolución se encuentra un único láser estratégicamente ubicado debajo del asiento de la motocicleta como un motor central y emite luz que se distribuye a través de cables de fibra óptica conectados a distintos puntos del vehículo, que incluyen el faro delantero y trasero, la matrícula, los intermitentes y la pantalla del panel de instrumentos.

Leer más:
¿Cuáles son las 3 Mejores Motos Enduro en Colombia?

Eficiencia energética y ventajas técnicas

La elección de Yamaha de implementar faros láser no es solo estética, sino también una decisión técnica respaldada por la eficiencia energética que ofrecen estos dispositivos. Los faros láser cuentan con la capacidad de iluminar distancias notables de hasta 600 metros o más de ruta. Y la combinación con LEDs proporciona una solución equilibrada al utilizar estos últimos para la luz de cruce y activar los láseres solo a altas velocidades y cuando la carretera está despejada.

En cuanto a la naturaleza azul de los láseres, la firma nipona resolvió el problema al reflejar la luz en espejos que canalizan a través de una capa de fósforo amarillo para generar una luz blanca brillante. Además, al ubicar el láser en el centro de la moto, se supera uno de los principales desafíos que enfrenta esta tecnología en los automóviles convencionales: su vulnerabilidad en las extremidades.

Aunque Honda patentó un concepto similar en 2018, la versión de Yamaha se destaca al simplificar el diseño con un solo láser para todas las luces para reducir los costos y el tamaño de los faros. Mientras la primera optaba por utilizar más de un láser, la segunda apuesta por la simplicidad y eficiencia.

Leer más:
Las mejores exploradoras para motos de Colombia

¿Hacia dónde se dirige la iluminación en las motocicletas?

Los amantes de las dos ruedas estarán preguntándose si este avance tecnológico se traducirá contar con este tipo de faros láser a la brevedad en las motocicletas. La respuesta es «posiblemente». ¿Por qué? Porque la patente de la compañía japonesa hace que esta tecnología sea más accesible. Aunque el avance constante de las luces LED, que son cada vez más económicas, también juega un papel crucial en el futuro cercano.

Si bien la implementación masiva de faros láser en motocicletas podría demorar algún tiempo, Yamaha marca un hito significativo en la evolución de la iluminación en el mundo de las dos ruedas. La visión de faros láser montados en áreas pequeñas, como los espejos, podría convertirse en una realidad, ofreciendo eficiencia e innovación estética.

Se puede decir que Yamaha ha encendido la luz de la innovación en el mundo de las motocicletas al desafiar los límites y al señalar el camino hacia un futuro brillante y centrado en la eficiencia. El tiempo dirá si esta revolución luminosa se convierte en la norma en las calles, pero por ahora, el fabricante japonés ha dejado su marca en la ruta de la evolución tecnológica en la industria de las dos ruedas.