¿Quieres viajar en motos eléctricas? Estos son los beneficios para hacerlo en Europa

Escrito por Paulo Di Renzo

Europa se encuentra en la vanguardia de la revolución de la movilidad eléctrica, por lo que surgió una iniciativa que promete transformar la experiencia de viajar en motos eléctricas. El objetivo: masificar este tipo de vehículo y evidenciar que realmente vale la pena y que es una buena opción.

Bajo el ambicioso paraguas del Objetivo 55, el Parlamento Europeo ha dado a conocer una regulación que apunta a abordar un obstáculo crucial para el floreciente mercado de las dos ruedas: la falta de infraestructura de carga. ¡Sigue leyendo para conocer todos los detalles!

¿Cómo va a ser viajar en motos eléctricas en Europa?

El Nacimiento de una Transformación junto con la falta de estaciones de carga ha sido una preocupación constante para quienes consideran las motos eléctricas como su medio de transporte preferido. Sin embargo, la regulación presentada en el mencionado Objetivo 55 aborda directamente esta inquietud. 

Leer más:
Yamaha MT-03 baja considerablemente su precio: ¿Por qué?

Concretamente, el corazón de esta audaz reforma radica en la implementación de una red de estaciones de carga estratégicamente ubicadas a lo largo de las principales rutas europeas, con un espaciado de 60 kilómetros entre cada una. Así, los aventureros en motocicletas eléctricas podrán viajar sin preocupaciones y, quienes continúan apostando por la gasolina, contarán con un incentivo mayor para cambiar.

Asimismo, esta regulación va mucho más allá de la mera cantidad de estaciones de carga. ¿Por qué? Porque se espera que en los próximos años estas estaciones sean capaces de proporcionar hasta 400 kW de potencia. Esto posibilitará recargas ultrarrápidas y reducirá drásticamente las esperas en la carretera. 

Y es solo el principio, dado que pretende alcanzar una potencia de carga de 600kW para 2028, un hito que marcará un antes y un después. Sin dudas, un antes y un después en el viejo continente.

Otros datos que debes saber

La comodidad de los usuarios también está en el centro de esta revolución. Por ello, se establecerá desde 2025 una red mínima de estaciones de carga rápida de 150 kW que estará disponible tanto para motos eléctricas como para otros vehículos.

Leer más:
Este es el scooter eléctrico del futuro de Vmoto y Pininfarina

Además, se ha eliminado la complicación de suscripciones y el contacto físico en el proceso de pago, lo que implica una experiencia de recarga fluida y sin complicaciones. Asimismo, los datos sobre la disponibilidad de estaciones de carga, tiempos de espera y precios serán de acceso obligatorio y estarán fácilmente disponibles para los usuarios.

Se trata de diversas medidas que devienen en lo siguiente: una o varias razones más para comprar motos eléctricas y utilizarlas, tanto para trayectos cortos como para otros extensos. Si bien hasta el momento no se dan a conocer promociones o descuentos para este tipo de propulsión, es un hecho que adquirir un vehículo de dos ruedas sustentable no será igual que uno tradicional.

¿Qué significa este incentivo para el mercado europeo?

Un Futuro electrizante mientras que los desafíos en el camino hacia la adopción masiva de motos eléctricas persisten. Así, se podría definir esta nueva regulación con todo lo que incluye. Se trata de un paso audaz y esperanzador hacia un futuro en el que las carreteras europeas estarán dominadas por el zumbido eléctrico de estas máquinas de dos ruedas. 

Leer más:
Bajaj Chetak Electric: más autonomía y prestaciones en el horizonte

Asimismo, fabricantes, gobiernos y entusiastas están colaborando con determinación para superar los obstáculos restantes y desencadenar una revolución. En este sentido, se busca cambiar la forma en que los conductores experimentan los viajes y, al mismo tiempo, cuidar el medioambiente.

Claro está que se desconoce cuáles serán las marcas que más contribuirán a estas medidas a partir de fabricar y vender motos eléctricas. Sin embargo, el fenómeno ya comenzó y se espera que avance cada mes.