¿Cómo es la nueva SUV de Volkswagen basada en la Amarok?

Escrito por Paulo Di Renzo

La nueva SUV de Volkswagen será como una Amarok actual, pero con modificaciones en su cabina y carrocería para que sus dimensiones, estructura y otros aspectos la consoliden como un Sport Utility Vehicle.

No obstante, la compañía se encuentra con algo favorable y, a su vez, con una importante contra: la primera es las altas probabilidades éxito teniendo en cuenta la performance de ventas de la Amarok. Por su parte, la segunda radica en que se superpondría con otros modelos como la Atlas, Teramont y Tiguan.

Todo lo que se sabe hasta el momento de la nueva SUV de Volkswagen

El proyecto de la Amarok SUV (denominada así como consecuencia de que aún carece de nombre) no está muy avanzado. Sí se sabe que no distaría mucho de la Atlas y Teramont que se ofrecen en algunos mercados. Por ello, no es prioridad para Volkswagen. Sus características más relevantes serían las siguientes:

  • Su propulsión será 100% eléctrica
  • Máximo aprovechamiento del tren motriz electrificado
  • Sus dimensiones (largo, ancho y distancia entre ejes) se corresponderían con una SUV del segmento C, aunque igualmente podría ubicarse por encima de la Tiguan
  • Los faros delanteros, llantas y puertas serían idénticos a la Amarok, ya que en ella se basa
Leer más:
Volkswagen ID.Buzz GTX llega a Latinoamérica: ¡todo lo que debes saber!

¿Una imitación de la Ford Everest?

En caso de concretarse, la nueva SUV de Volkswagen resultaría idéntica a lo que hizo Ford con la Everest. Esta última consta de una Ranger, la pick up mediana de la marca y que compite con la Amarok, Hilux y otras, pero adaptada para ser un Sport Utility Vehicle (SUV).

A su vez, y más allá de tratarse de un vehículo de las mismas características, la SUV de Volkswagen o Amarok SUV posee otra coincidencia: la Amarok y la Ranger compiten palmo a palmo por el segundo lugar de las pick-ups medianas más vendidas.

Es cierto que son pocos los casos como el que te estamos comentando de Ford con la Everest, lo que implicaría una buena oportunidad para Volkswagen. Sin embargo, además de superponerse con los modelos actuales, la compañía tiene hoy en día otras prioridades; por ejemplo, fortalecer el segmento pequeño con la T-Cross 170 TSI y el nuevo Polo y Virtus, entre otras.