Vuelve el Renault Megane eléctrico para la guardia civil, pero 100% eléctrico

Escrito por Kevin Kupferberg

En los últimos días se ha anunciado que la Guardia Civil de España tomó la decisión de reforzar las Fuerzas de Seguridad del Estado con la adquisición de 118 unidades del Renault Mégane E-Tech, un modelo 100% eléctrico. Esta es toda una novedad porque, si bien con anterioridad el Renault Megane había formado parte de la flota de la Benemérita, es la primera vez que lo hace con esta variante 100% eléctrica.

Es sabido que en los últimos tiempos, hubo diferentes confusiones y conflictos por las adquisiciones que realizaron los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. El mayor inconveniente fue la compra de coches eléctricos o híbridos enchufables, que luego no podían cargarse con efectividad, debido a la débil infraestructura de cuarteles, comisarías e instituciones.

Según han comentado desde Renault, esta flota de 118 unidades se destinará exclusivamente a lo que tiene que ver con patrullaje vigilancia, con el objetivo de recorrer 200 kilómetros diarios.

Leer más:
Tesla ganó el primer juicio por la función Autopilot

Ventajas del Renault Mégane E-Tech

Las unidades del Renault Mégane E-Tech cuentan con una autonomía de hasta 450 kilómetros y, además, una posibilidad de recarga de hasta 130 kW. Esto permite que, en tan solo 30 minutos, se puedan recuperar aproximadamente 200 km de autonomía. Cabe aclarar que son vehículos de 220 CV y una batería de 60 kWh.

Asimismo, al ser coches totalmente eléctricos, sin emisiones locales a su paso, se estima que esta flota podrá evitar más de tres toneladas de CO2 durante su utilización, en comparación al funcionamiento que puede tener un Megane de gasolina con mecánica TCe 140 EDC.

Paralelamente a esta considerable disminución, también se reducirá notoriamente la contaminación acústica del entorno. Y no lo hace cualquier modelo, sino uno considerado histórico y mítico por parte tanto de la compañía como del mercado. En algún momento se ofreció en variantes hatch y sedán, respectivamente, mientras que luego se fue modificando para adaptarse a diversas circunstancias.