Jeep, ¿La marca ideal para el invierno europeo?

Escrito por Kevin Kupferberg

Con la llegada del frío a numerosas regiones de España, la elección del vehículo adecuado se convierte en una decisión crucial para afrontar las inclemencias del invierno. En este contexto, la gama Jeep se erige como la compañera perfecta para enfrentarse con confianza a la nieve y al hielo por ofrecer al mismo tiempo un confort y un espacio interior que la sitúan en la cima del disputado universo SUV.

El Jeep Avenger es un ejemplo destacado de la filosofía de la marca de vehículos estadounidense en la temporada invernal. Este SUV no solo se destaca por su generoso maletero de 380 litros, que lo posiciona en la parte alta de su segmento, sino que también incorpora equipamientos esenciales para enfrentar terrenos resbaladizos.

Entre las funciones destacadas, se encuentran el control de tracción Selec Terrain y la protección 360° de la carrocería frente a impactos a baja velocidad. Además, el Avenger no olvida las complicaciones de la vida urbana porque integra elementos esenciales como los sensores de estacionamiento y el asistente para atascos.

Leer más:
¿Cómo es el Honda WR-V y cuándo llega a Latinoamérica?

Jeep Avenger: Un SUV preparado para todo

La vocación offroad del Avenger se refleja en sus molduras y elementos de protección, diseñados para defenderlo tanto de pequeños obstáculos en caminos mal asfaltados como de impactos a baja velocidad en entornos urbanos.

A bordo de la gama Jeep, destaca el sistema de control de tracción inteligente Selec-Terrain, con sus cinco modos, que incluyen el exclusivo Snow/Mud. Este modo está especialmente diseñado para gestionar y optimizar la tracción en sitios nevados o con placas de hielo al detectar de forma automática el deslizamiento de los neumáticos para corrigirlo en tiempo real. Esta función minimiza el subviraje y permite que la adherencia y la motricidad se mantengan en todo momento.

Tracción total y control descendente

La legendaria tracción total 4WD de la gama de la compañía se convierte en una garantía sobre terrenos con nieve o barro, respaldada por el control de descenso Hill Descent. Este sistema permite dominar rampas y pendientes heladas o nevadas al limitar la velocidad y activar el sistema de frenado según sea necesario.

Leer más:
¿Cómo es la Honda CR-V más extrema del mundo?

Además, algunas versiones de la gama del fabricante norteamericano, como los Renegade Trailhawk, Compass Trailhawk o Wrangler Rubicon, incluyen neumáticos M+S de serie, diseñados para ofrecer un rendimiento óptimo sobre cualquier tipo de terreno, independientemente de las condiciones climáticas.

Bienestar en invierno

Para aquellos que buscan enfrentarse al frío con el máximo nivel de confort, la nueva generación de automóviles Jeep ofrece asientos y volantes calefactados. En las versiones eléctricas del Avenger o en las híbridas enchufables 4Xe del resto de la gama, es posible activar el climatizador desde el Smartphone para garantizar que el vehículo esté a la temperatura perfecta desde el momento en que se ingresa.

Aunque la tecnología y las prestaciones de la gama Jeep son avanzadas y complementan la seguridad, no se debe olvidar la importancia de la prudencia y el sentido común al conducir en condiciones invernales. Los consejos fundamentales son: circular a baja velocidad, evitar movimientos bruscos al volante y recordar que la tracción y la adherencia pueden ser hasta diez veces menor sobre nieve.

Leer más:
Fiat E-Ducato, E-Doblò y E-Scudo ya están listos para pedidos

Por estas razones, la tecnología de Jeep se convierte así en la aliada ideal para encarar el invierno europeo. Pero la responsabilidad del conductor sigue siendo clave para garantizar una conducción segura en condiciones adversas.