Audi mantendrá sus vehículos a combustión para competir con las marcas chinas

Escrito por Ariel Di Stefano

Algunas marcas no parecen preocuparse en el corto plazo por la combustión de sus unidades y continuarán realizando sus clásicos motores a combustible. Entre ellas se destacan Audi, BMW y Mercedes Benz que no renuncian a la creación de estos motores, al menos por el momento.

Algunos de los clientes de estas marcas están ávidos de conocer las nuevas generaciones de sus clásicos motores a combustión y son reticentes al cambio hacia la electrificación.

En ese sentido Augustin Friedel, director de MHP sostuvo que: «Los nuevos modelos que ahora se importan a Europa ya no se diferencian de lo que estamos acostumbrados en términos de calidad de producción y apariencia de materiales». Sin embargo, a pesar de que el 2023 los autos eléctricos estaban destinados a ser protagonistas, desde la segunda mitad del año sus ventas disminuyeron considerablemente.

El segmento de usuarios al que Audi apunta y los principales motivos 

Luego de distintos análisis algunas automotrices llegaron a la conclusión de que a pesar de la conciencia por el cambio climático, muchos de sus usuarios no se adaptarán a la medida hasta que llegue el momento límite. Por eso, Audi, BMW y Mercedes Benz, entre otras marcas decidieron continuar creando motores de combustión.

Leer más:
Una compañía se lanza a fondo con dos vehículos a hidrógeno: ¿Cuáles y dónde?

Es que hasta en las grandes automotrices las decisiones se suelen tomar en base a costos y beneficios. Por eso, y luego de analizar las ventas del Q4 e-tron, un SUV eléctrico compacto que, en principio, fue todo un éxito en ventas, en Audi llegaron a una conclusión de que en realidad no representó grandes ganancias para la compañía. 

Esto se basa en los costos elevados que tiene la producción de unidades eléctricas, el margen de beneficio es menor que en las unidades de combustión.

El futuro de la industria automotriz europea y la amenaza de nuevos mercados

Cabe recordar que para el año 2035 se prohibirá la venta de nuevos vehículos con motor de combustión interna que utilicen gasolina o diésel en Europa. 

Esta decisión fue adoptada por el Parlamento Europeo en 2022, adelantándose a la fecha originalmente prevista que se había fijado en 2040. La industria automotriz europea se encuentra en pleno proceso de cambio, el tema de la transición energética sumado a la importación de coches chinos son sus principales puntos de atención.

Leer más:
Así es el KIA e-Niro Winter Edition, el SUV eléctrico de mayor autonomía

La apuesta de Audi para competir contra los autos chinos

Audi lanzará los dos eléctricos que ya ha desarrollado, los Q6 e-tron y A6 e-tron, pero retrasará el lanzamiento de nuevos modelos de cero emisiones apostando por los de combustión e híbridos enchufables hasta 2030.

Algunos observan esto como un error de la marca alemana, sin embargo, otros creen que todavía hay tiempo para el mercado de autos a combustión. Además, con una tecnología en pleno desarrollo quizás sea conveniente dejar que alcance un nivel de optimización aún mayor y enfocarse al 100% en un tiempo más cercano a la fecha límite de 2035.