¿La más histórica? Conoce la increíble la Yamaha XT 600

Escrito por Paulo Di Renzo

La Yamaha XT 600 es una motocicleta que ha dejado una huella imborrable en la historia del motociclismo, especialmente en la categoría de trail de los ‘80. Su diseño sencillo y robusto, combinado con un motor confiable y resistente, la convirtieron en una moto legendaria que perdura en la memoria de los aficionados hasta el día de hoy. ¡Continúa leyendo para descubrir más!

Antes de la XT 600, la firma nipona había sentado las bases del concepto trail con la XT 500, una motocicleta que despertó el interés de los amantes de las aventuras. Así, la XT 600 fue un paso adelante en términos de comodidad y versatilidad.

¿Cuándo se lanzó la Yamaha XT 600 y cómo fue su progreso?

La Yamaha XT 600 se lanzó al mercado en 1984 como una versión simplificada de la famosa Ténéré. Sorprendía para bien por diversos aspectos, entre ellos el hecho de contar un depósito de combustible más compacto con una capacidad de solo 11.5 litros. A su vez, tenía menos carenado y protección aerodinámica, y en sus inicios contaba con arranque a patada y freno de tambor en la rueda trasera. 

Leer más:
¿Cuál es la mejor Moto Yamaha en Colombia?

De esta forma, la Yamaha XT 600 era una auténtica moto de enduro con un propulsor monocilíndrico de cuatro tiempos y cuatro válvulas que demostraba ser único. Esto último era lo que mejor definía, al mismo tiempo de que mostraba un gran potencial.

Asimismo, el motor de dicho modelo presentaba un cárter seco, lo que permitía una mayor distancia entre el motor y el suelo y una refrigeración del aceite más óptima. Si bien arrancarla en frío requería de cierta habilidad con la patada, una vez en marcha, su funcionamiento era impecable. Los amantes del trail apreciaban la simplicidad de este tipo de arranque, aunque muchos anhelaban el botón mágico del eléctrico.

¿Qué cambió con la versión E?

Yamaha lanzó en 1990 la versión E de la XT 600, equipada con el arranque eléctrico que tanto se anhelaba. Además de esta mejora, se realizaron algunas modificaciones en el motor, el cual continuaba siendo similar, pero con todo lo siguiente:

  • Un pistón más pequeño
  • Encendido electrónico CDI
  • Mejoras en la culata y distribución
  • Caja de filtro de aire más grande
  • Freno de disco en la rueda trasera para mayor seguridad
  • Mayor equilibrio por ciertos componentes en la suspensión
  • Una horquilla convencional en la parte delantera se combinaba con un amortiguador trasero y el conocido sistema Monocross de Yamaha
Leer más:
¿Cuáles son las mejores motos de colección?

¿Era la XT 600 la más destacada del segmento?

Aunque la Yamaha XT 600 no era tan potente como su hermana mayor, la Ténéré, o la Super Ténéré, era una de las motos más populares en la época dorada de los viajes a Marruecos, considerado el paraíso del trail. En carretera, su motor mostraba ciertas limitaciones más allá de los 120 km/h, lo que dificultaba mantener un ritmo constante. Además, el manillar se movía mucho debido a la aleta elevada y la escasez de protección aerodinámica era evidente.

Sin embargo, una vez fuera del asfalto, la Yamaha XT 600 revelaba todas sus virtudes

  • Su desempeño off-road era excepcional
  • su diseño sin complicaciones y ausencia de plásticos en la carrocería la hacían más manejable
  • En caso de una caída, los daños sufridos por la moto solían ser mínimos

¿Cuándo y por qué se dejó de producir la Yamaha XT 600?

Yamaha mantuvo en producción la XT 600 hasta el año 2003, cuando se introdujeron las primeras regulaciones de emisiones Euro 2. El uso de un carburador de doble cuerpo con el sistema YDIS de la marca hizo que dicho modelo no cumpliera con las normas anticontaminantes.

Leer más:
¿Lo mejor para los pequeños? Así son las nuevas CFMoto CX-2E y CX-5E

En este contexto, la compañía japonesa presentó un año después a sus sucesoras: las XT 660 R y X, la XT 660 Ténéré y las MT 03. Estas tenían poco o nada que ver con la sencillez y durabilidad de las XT 600, cuyos dueños se enorgullecían de haber superado fácilmente los 100 mil kilómetros sin necesidad de realizar más que los cambios de aceite habituales. 

En otras palabras, por un lado, las nuevas motocicletas resultaron superiores en ciertos aspectos, sobre todo aquellos que requieren de actualizaciones constantes para adaptarse a las normas. Por otro, un modelo que se proclama como único carece luego de reemplazante. Y es por ello que la Yamaha XT 600 ocupará siempre un lugar especial en el corazón de los aficionados a las motocicletas.