Así es Vantage, el nuevo deportivo pensado para conductores de verdad

Escrito por Kevin Kupferberg

Aston Martin presenta el nuevo Vantage, una nueva generación del deportivo por excelencia de la marca británica. Con una experiencia centrada en el conductor, incorpora prestaciones que cautivaron a generaciones de apasionados del motor.

La nueva generación del Vantage continúa un linaje extraordinario que se remonta a 1950, la primera vez que este nombre se utilizó para designar un modelo fue en 1964. Todo automóvil que luzca este nombre tiene un compromiso inquebrantable con el máximo rendimiento.

El Vantage refuerza el segmento de deportivos de Aston Martin y le otorga un espacio importante en el mercado de automóviles deportivos de lujo. Este modelo es un reflejo del período más dinámico de los 111 años de historia de la compañía. ¡Sigue leyendo para descubrir lo más destacado!

El potente motor V8 del Aston Martin Vantage

El nuevo deportivo de la firma británica está equipado con un motor V8 biturbo de 4 litros y dos turbocompresores profundamente renovado y de fabricación artesanal que lo convierte en el más rápido de la historia de esta saga. Con una potencia máxima de 665 CV y un imponente par de 800 Nm, puede presumir del mayor salto de potencia y par respecto a cualquier predecesor de la saga.

Leer más:
¿Cómo es el Lamborghini Huracán Técnica transformado por NOVITEC?

Además, el vehículo cuenta con una transmisión automática ZF de ocho velocidades. Esta implica un salto de calidad en el funcionamiento. ¿Por qué? Porque permite llevar a este deportivo biplaza hasta una velocidad máxima de 325 km/h, con una aceleración de cero a 100 km/h en solo 3,5 segundos.

Aston Martin Vantage y una novedosa plataforma

La nueva estructura de aluminio del Vantage es la perfecta distribución del peso entre ejes, repartida al 50%, y las suspensiones de vanguardia sientan las bases para una experiencia de conducción definitiva. 

Por otra parte, la carrocería del deportivo ofrece una dinámica más precisa y emocionante, gracias a los refuerzos en los bajos para aumentar la rigidez torsional. En la parte trasera, el modelo se beneficia de un aumento del 29% de la rigidez en condiciones de carga gracias al refuerzo de la suspensión trasera.

Aston Martin optimiza también el equilibrio

Las mencionadas reformas se traducen en mejoras notables de la precisión, el equilibrio y la respuesta de la conducción, junto con un aumento general del refinamiento. El calibrado preciso de los amortiguadores le imprime a este modelo un tacto inherentemente deportivo, además de permitir un control más preciso y progresivo de la carrocería.

Leer más:
El nuevo Volkswagen Tiguan se acerca: ¿Cambia de nombre?

El Vantage incluye de serie llantas de aleación forjada de 21 pulgadas. Con unas medidas de 9.5J para las llantas delanteras y de 11.5J para las llantas traseras. Este modelo incorpora de serie discos delanteros de 400 mm y traseros de 360 de hierro fundido. Aston Martin ofrece la alternativa de incorporar frenos cerámicos de carbono (CCB) que brindan un mayor rendimiento en la frenada y un menor desgaste.