Un Toyota GR Yaris quedó encajado en la playa

Escrito por Paulo Di Renzo

En algunos sectores de la costa atlántica argentina suelen ocurrir hechos relevantes, y el del último fin de semana no ha sido la excepción. Un Toyota GR Yaris se quedó en la arena como consecuencia de que no está preparado para dicho terreno, más allá de lo que el conductor pensó.

Están más que claras las prestaciones deportivas o al menos superiores del Toyota GR Yaris respecto a otros vehículos de la marca. Sin embargo, esto no implica en absoluto que servirá para atravesar terrenos como la arena de la playa, lo cual requiere de otras condiciones.

¿Qué sucedió exactamente y por qué?

El conductor ingresó a una playa ubicada en Pinamar; más precisamente, en una zona donde se realizan diferentes aventuras con pick-ups y otros vehículos. Se desconoce la velocidad a la que lo hizo, aunque esto es un detalle menor. ¿Por qué? Porque sea a 20, 30, 40 e incluso más kilómetros por hora, el Toyota GR Yaris tarde o temprano se iba a frenar y quedar.

Leer más:
El Toyota Etios dice adiós: ¿cuándo y quién será su reemplazante?

Es muy probable que la persona que conducía la versión deportiva del Yaris haya pensado “con la potencia que tiene va a poder superar el obstáculo que implica la arena”. Bueno, no fue (ni es) así por todo lo siguiente:

  • La presión de las ruedas debe ser de 22 o 23 libras, y seguramente en este Toyota GR Yaris se encontraba entre 28 y 32, que es el promedio en el uso urbano y ruta
  • Para la arena hay que desactivar el control de tracción y activar la tracción 4×4, algo que claramente no sucedía en este caso
  • Aunque el conductor se trasladara rápido y presionara al máximo el acelerador, un Yaris (aún incluso en su versión más sofisticada) carece de las condiciones necesarias para la arena

¿Cómo se saca un auto de la arena?

Tal lo descrito a lo largo de estas líneas, la arena consta de un terreno muy complejo, ya que trasciende la cuestión de la fuerza y aceleración. Es muy espesa (mucho más en la playa), irregular y patinosa. Por ello cada vehículo que se encuentre allí (el Toyota GR Yaris incluso, claro) tendrá altísimas probabilidades de quedarse.

Leer más:
¿El mejor reemplazo? Así es el Kia K4

Cuando se queda el auto en la arena, debes dejar de acelerar, ya que, en caso de hacerlo, lo hundirás y complicarás más. Por el contrario, tienes que hacer lo siguiente:

  • Bajarte del auto
  • Si puedes, coloca piedras debajo de las ruedas para que, ante el primer movimiento hacia adelante, el vehículo se suba a ellas y pueda trasladarse en lugar de patinar
  • Dichas piedras o elementos deben ser lo más extensos posibles para que te permitan conducir hasta la salida o fin de la arena
  • Una persona debe subirse al vehículo, poner primera o marcha atrás y acelerar (no al máximo punto para evitar un patinamiento) y el resto empujar hacia la dirección deseada

Lo que le sucedió a este Toyota GR Yaris es proclive también en la mayoría de los vehículos que no son pick-ups. Recuerda tener en cuenta y aplicar todo lo que te facilitamos.