Chevrolet Cruze es el auto mediano más vendido de Argentina

Escrito por Paulo Di Renzo

En lo que va de este 2023 el Chevrolet Cruze es el único auto mediano entre los 10 modelos más vendidos en Argentina. En un mercado donde predominan las pick-ups te contamos las razones del éxito del Cruze.

En un mercado tan difícil, donde la economía no ayuda y para las marcas es complicado vender grandes cantidades de autos para ciudad, un vehículo que se destaca es el Cruze. Probablemente su éxito esté adjudicado a que ofrece grandes atributos en cuanto a conectividad, motor, consumo y comodidad.

Conectividad

Uno de los principales diferenciales frente a sus rivales (que son cada vez menos) está en la conectividad ya que el Chevrolet Cruze (al igual que la mayoría de los modelos de la marca del moño) incorpora conexión WiFi a bordo, al menos en sus versiones más equipadas.

El sistema brinda una conexión veloz y es para destacar que pueden conectarse hasta siete dispositivos al mismo tiempo. Además, el alcance de la señal es muy bueno, algo que pudimos verificar alejándonos unos 20 metros del auto para comprobar que la señal todavía estaba pulgar para arriba.

La pantalla de la central multimedia varía entre 7 y 8 pulgadas según el nivel de equipamiento, pero en todos los casos la interfaz del sistema MyLink es muy buena y ofrece conexiones android auto y carplay para tener todas las funciones del celu en la pantalla.

Leer más:
Chevrolet extiende la producción del Bolt: ¿hasta cuándo y por qué?

Seguridad

La seguridad siempre fue un ítem que destacamos en el Chevrolet Cruze. Desde el entrada de gama LT cuenta con seis airbags sumado a los controles de tracción y estabilidad y el monitoreo de presión de neumáticos, mientras que las versiones Premier incorporan ADAS (frenado autónomo con detector de peatones, mantenimiento de carril y alerta de punto ciego).

Espacio interior

Como buen mediano, el Chevrolet Cruze no defrauda en el espacio que brinda a sus ocupantes. Gracias a una distancia entre ejes de 2,7 metros (tanto en el bicuerpo como el tricuerpo), quienes vayan atrás viajarán cómodos con buen espacio para piernas, aunque no tanto a lo alto debido a la caída del techo.

 

Respecto del baúl, si los 290 litros del hatch no alcanzan, vale recordar que el sedán ofrece plausibles 440 litros (aunque teniendo en cuenta el segmento podrían ser algunos más). La presentación en ambos casos es correcta, pero en el tricuerpo la bisagras intrusivas pueden atentar contra el espacio si quedara equipaje en la zona superior de la boca de carga.

Leer más:
El Toyota CH-R se producirá en Turquía: ¿Qué cambiará?

Posición de manejo

La butaca del Chevrolet Cruze es cómoda y anatómica y gracias a las múltiples regulaciones para el asiento y el volante encontrar una posición de manejo confortable va a ser una tarea expeditiva. Por su parte, las variantes LTZ y Premier disponen de regulación eléctrica para adaptar la postura al milímetro.

Motor

Hemos hablado hasta el cansancio de las bondades del Ecotec multiválvula con 1,4 litros y 153 CV. Su torque de casi 25 kgm se traduce en una excelente respuesta en baja, que permite una marcha fluida sin tener que saltar al régimen más elevado de revoluciones para un manejo agradable.

La transmisión automática de seis velocidades con convertidor de par pasa completamente desapercibida en el día a día y también permite un manejo secuencial desde el selector (quizás a esta altura merece las levas en el volante). Respecto de las prestaciones, el Chevrolet Cruze cumple con un “cero a cien” en 8,5 segundos, mientras que la recuperación de 80 a 120 km/h fue de 5,6 segundos, que habla de la elasticidad de este impulsor.

Chasis

Pese a contar con un esquema super convencional de suspensiones con McPherson adelante y barra de torsión atrás, el Chevrolet Cruze tiene un gran comportamiento dinámico, con un destacado desempeño en curvas y una tenida direccional que es de lo mejor que hay en este segmento.

Leer más:
Todo lo que debes conocer de la Ford Kuga 2023

Además, en ciudad su desarrollo local ayuda a que pueda atravesar cualquier accidente urbano de nuestras calles sin mayores inconvenientes. En síntesis, un auto muy polivalente que permite una utilización tanto en ruta como en ciudad sin despeinarse y totalmente a gusto y seguro.

Consumo

El consumo de combustible del Chevrolet Cruze es otro de los puntos para destacar. Si vamos directo a las cifras, a 100 km/h constantes consume 6,1 litros cada cien kilómetros, mientras que a 130 km/h las cifras se disparan a casi 7,8 litros “cada cien”.

¿Qué pasa en ciudad? Lo cierto es que varía entre 9,5 y 10 litros, de acuerdo al flujo de tránsito y, lógicamente, a la presión que ejerzamos sobre el acelerador. En este ámbito, la autonomía es de unos 533 kilómetros, cortesía de un tanque de 52 litros de capacidad que podría ser un poco más generoso.