7 consejos esenciales para el cuidado y mantenimiento de una moto KTM

Escrito por Paulo Di Renzo

El cuidado y mantenimiento regular de tu moto KTM es esencial para garantizar su rendimiento óptimo y prolongar su vida útil, además de poder evidenciar todos sus beneficios y cualidades que la distinguen. El buen estado te permitirá disfrutar de cada viaje y maximizar su valor de reventa. 

Por ello, a continuación te proporcionaremos valiosos consejos para el cuidado y mantenimiento de tu moto KTM. De esta manera, te ayudamos a conseguir una experiencia de conducción duradera y placentera.

Realiza un mantenimiento programado

Sigue el programa de mantenimiento recomendado por el fabricante de tu moto KTM. Esto incluye cambios de aceite, filtros, ajuste de válvulas y otros servicios específicos a intervalos regulares. Cabe destacar que el mantenimiento programado ayuda a prevenir problemas mecánicos y a conservar tu moto en óptimas condiciones.

Lubricación adecuada

Asegúrate de lubricar correctamente las partes móviles de tu moto KTM. Es lo que garantiza un funcionamiento suave y reduce el desgaste de las piezas clave. No olvides aplicar lubricante de calidad en la cadena de transmisión, el cable del acelerador y otros puntos de fricción según las especificaciones del fabricante.

Leer más:
¿Ya los probaste? 5 mejores accesorios para Motos KTM

Limpieza regular

Sirve para eliminar la suciedad, barro y otros residuos. Utiliza productos de limpieza específicamente diseñados para motocicletas y evita los químicos agresivos que puedan dañar las superficies pintadas o de plástico. Y presta especial atención a la limpieza de la cadena y los frenos.

Inspecciona los neumáticos

Si estos se encuentran desgastados o dañados pueden comprometer seriamente la seguridad y el rendimiento de tu moto KTM. Verifica regularmente la presión y asegúrate de que se encuentren dentro del rango recomendado por el fabricante. Inspecciona también la banda de rodadura y busca cualquier signo de desgaste irregular o daños, como cortes o pinchazos.

Revisa los frenos

Inspecciona regularmente las pastillas y reemplázalas cuando estén desgastadas. También presta atención a que los discos de freno estén limpios y en buenas condiciones. Además, verifica que el nivel del líquido de frenos esté dentro del rango adecuado y sustitúyelo cuando sea necesario y según las recomendaciones del fabricante.

Verifica los niveles de fluidos

Comprueba regularmente los niveles de líquido refrigerante, aceite del motor y líquido de frenos de tu moto KTM. Si los niveles están bajos, rellenalos con los fluidos recomendados por el fabricante. Recuerda que estos fluidos desempeñan un papel esencial en el rendimiento y la durabilidad de tu motocicleta.

Leer más:
Siam N4 presente en la exhibición de la carrera de 15K en Pinamar

Almacenamiento adecuado

Si planeas almacenar tu moto KTM durante períodos prolongados, asegúrate de seguir los pasos adecuados. Limpia y seca a fondo la moto antes de guardarla. Ten en cuenta que la suciedad trasciende lo que es el polvo y la imagen o forma con la que el vehículo luce. La misma se va resecando y puede afectar a distintas partes o piezas.

Una moto KTM representa una gran inversión, pero siempre y cuando la trates de manera adecuada y lleves a cabo su mantenimiento correspondiente.