¡Mira esta increíble Honda CB400 de 1980 original y en perfecto estado!

Escrito por Paulo Di Renzo

En un mundo donde la obsolescencia parece ser la norma, descubrimos una historia que nos devuelve la fe en la durabilidad y el amor por las motocicletas clásicas. Te mostramos la historia de una Honda CB400 de los años 80 que ha logrado preservar su estado original y de un modo notable

Rubén, el orgulloso dueño de esta Honda CB400, es quien comparte detalles sobre cómo adquirió esta motocicleta y los secretos para conservarla como tal. Se trata, sin lugar a dudas, de una verdadera joya. ¡Sigue leyendo para conocerla en detalle!

Historia de esta Honda CB400 de 1980

«Compré esta moto en 1984 a un importador que traía motos desde Japón. Solo quedaban tres unidades: dos rojas y la mía, una CB400N azul de los ‘80, completamente original. Esto último es literalmente así», sostiene Rubén.

Leer más:
Honda prepara su nueva 750

Uno de los aspectos más notables de esta motocicleta es la increíble conservación de todos sus componentes. El faro, los intermitentes, el asiento y cada detalle parecen haber resistido incólumes el paso del tiempo, mostrándose tal y como eran cuando salieron de fábrica décadas atrás. 

Asimismo, la pintura del tanque de combustible muestra las señales de los años transcurridos. De todos modos, no es un detalle que afecte al vehículo, sino todo lo contrario. Es más… Hasta le provee un aspecto más único y hace evidenciar que representa una moto clásica e icónica.

¿Por qué el asiento es lo que más sorprende?

Observar el asiento de la Honda CB400 sorprende y mucho, dado que con el tiempo el cuero tiende a cuartearse y perder su capacidad de proteger la espuma interior. Sin embargo, en este caso, ha resistido los efectos del tiempo y se mantiene en condiciones impecables, casi como si la motocicleta hubiera salido de fábrica tan solo unos años atrás. 

Leer más:
¿Lo sabías? 5 características de la Moto Navi de Honda que explican su éxito

Por su parte, el instrumental de la Honda CB400, compuesto por dos paneles analógicos que indican la velocidad y las revoluciones, se encuentra intacto, sin faltar ni un solo foco. Es cierto que no impacta tanto como el de las motos 0km actuales, pero igualmente sorprende para bien.

Un andar para apreciar y mucho

Es cierto que en algunos rincones se pueden apreciar señales de desgaste en la tapa del motor de esta Honda CB400, donde el emblema de Honda en negro contrasta de manera perfecta. Sin embargo, estos signos de deterioro resultan lógicos en una motocicleta que ha pasado 40 años en la carretera. Sus prestaciones también continúan intactas:

  • Motor bicilíndrico en paralelo de cuatro tiempos, refrigerado por aire y con tres válvulas por cilindro
  • Potencia de 43cv a 9500 rpm y un par máximo de 33.2Nm a 8.000 rpm
  • Velocidad máxima de 160km/h
  • Aceleración de 0 a 100 km/h en solo 7 segundos