Nueva Harley Sportster Bobber RSD de LDK: ¡Así redefine su personalización!

Escrito por Paulo Di Renzo

Cuando se trata de personalizar motocicletas, Lord Drake Kustoms (LDK) siempre se destaca. La última incorporación a su impresionante cartera es la Harley Sportster Bobber RSD, una creación que redefine la noción de personalización en el mundo de esta compañía. 

Esta motocicleta en particular se encuentra cargada de detalles excepcionales que la hacen verdaderamente única. A su vez, la rica historia de la firma americana le provee una esencia única y mayor espectacularidad. ¡Sigue leyendo para conocerla a fondo!

Detalles que marcan la diferencia

Cada proyecto que sale de las instalaciones de LDK es excepcional y se distingue por detalles que lo hacen inigualable. En este caso, la Sportster Bobber RSD no es una excepción. A simple vista, podría parecer una Harley-Davidson Sportster Iron 883 customizada como tantas otras, pero, en realidad, es mucho más. ¿Por qué? Porque LDK trabajó minuciosamente en su transformación, agregando una serie de accesorios y modificaciones que la elevan por encima de las personalizaciones convencionales.

Leer más:
¿Cuáles son las 4 mejores marcas de motos en Estados Unidos?

Uno de los elementos más llamativos de la Harley Sportster Bobber RSD es la instalación de llantas custom RSD para Harley en negro y aluminio. Estas le otorgan a la moto un aspecto distintivo y elegante. Al mismo tiempo, el neumático trasero, con sus 200mm de ancho y 18 pulgadas de diámetro, aporta un toque de robustez a la parte trasera. Además, todo lo siguiente:

  • Porta matrícula
  • Guardabarros delantero
  • Guardabarros trasero monoplaza
  • Soporte y base de asiento bobber
  • Semimanillares
  • Una pequeña quilla
  • un faro LED
  • Escapes Santee LAF
  • Asiento bobber, tapizado con un diseño de diamantes

¿Cómo es la pintura de la Harley Sportster Bobber RSD?

La pintura de esta motocicleta es en su mayoría de color negro mate, a excepción de las gráficas del depósito de gasolina, que son blancas. No obstante, los cables de bujías son rojos, lo que aporta un toque de vivacidad

Así, Fran Manen, el fundador de LDK, comparte su visión: «A veces, una moto transformada con un estilo aparentemente común puede convertirse en una motocicleta personalizada espectacular con solo unos detalles que la diferencien del resto. Y la Harley Sportster Bobber RSD es uno de esos casos”.

Leer más:
La nueva Hornet de Honda

En resumen, la Harley Sportster Bobber RSD de LDK es, tal lo descrito a lo largo del texto, mucho más que una moto personalizada. Puede definirse como una obra de arte sobre ruedas que demuestra que los pequeños detalles marcan y mucho la diferencia. Y el hecho de que cada componente se haya diseñado y fabricado con precisión posibilita satisfacer al máximo las necesidades de los conductores.