BMW comienza a electrificar a sus motos

Escrito por Paulo Di Renzo

BMW continúa con las patentes de homologación y en este caso de un sistema electrificado, aunque no de un motor eléctrico. ¿De qué se trata?

Luego del sistema de refrigeración adaptativa, BMW ahora está trabajando en la electrificación de sus motos. No hablamos exactamente del motor ni de motos eléctricas en este caso, sino de mejorar un sistema de caballete central electrificado que ya intentó utilizar en el pasado para facilitarle la vida a sus usuarios.

Decimos mejorar porque este tipo de caballete ya lo usó en el pasado la marca en la BMW K 1200 LT, donde la firma bávara lo ofrecía de manera opcional dentro de su extensa lista de extras. Por aquel entonces se podía instalar un sistema electro-hidráulico que lograba levantar la moto de forma cómoda con solo pulsar un botón.

Usar el caballete central de una moto, y más en modelos voluminosos y pesados como lo son los buques insignia de la firma bávara que este año festeja su primer siglo de vida, no es tarea sencilla. Mientras algunos creen que es una cuestión de fuerza, otros usuarios defienden a la teoría y la técnica como aliados a la hora de poner a la moto en «una pata». Es por eso que BMW planea cortar con este problema y propone una salida simple.

Leer más:
Ferrari vs superbike BMW: duelo de velocidad extrema

La clave de este nuevo diseño es la velocidad y la forma en la que el sistema se pone en acción. Ya no se aprieta un botón y listo, como era antes, lo que demandaba bastante tiempo de espera. El nuevo diseño actúa únicamente cuando el caballete toca el suelo, por lo que se mantiene la parte manual de toda la vida. La ayuda viene a la hora de empujar a la moto sobre el caballete.

Un sensor en el soporte registra cuando éste golpea el suelo y comienzas a ejercer más presión sobre la palanca, agregando asistencia eléctrica para ayudar a levantar la parte trasera de la moto y tirarla sobre el caballete. La patente también sugiere que hay botones para activar el sistema en las barras y el mango trasero, que se puede usar para controlar el sistema de asistencia eléctrica una vez que se levanta la moto. 

El sistema también permite que la asistencia eléctrica se desacople por completo, por lo que el caballete podría usarse manualmente como toda la vida siempre y cuando tengas la fuerza necesaria o técnica adecuada. Además, al apagar la ayuda electrónica se gana tiempo de ejecución al subir y bajar la BMW del soporte.

Leer más:
El nuevo BMW M2 y la nueva BMW M 1000 R se retan en circuito

Si bien este desarrollo parece estar avanzado, aun no se cree que podría llegar a una moto BMW en el corto plazo por lo que deberemos seguir esperando para verlo, mientras practicamos nuestra técnica habitualmente para utilizar el caballete correctamente.