Tips para mantener los vehículos eléctricos en invierno

Escrito por Kevin Kupferberg

Son muchos los vehículos eléctricos que se ven notoriamente afectados en invierno por las bajas temperaturas. Hay días en donde el ambiente es tan frío que se pueden producir importantes heladas que afecten el rendimiento del coche.

Es cierto que no a todos les afecta por igual, pero en el caso de los eléctricos el descenso de la temperatura es un problema y es por eso que se deben llevar adelante diferentes mecanismos y procedimientos con el objetivo de sortear de buena manera esta época. 

Sucede que estos coches que se mueven gracias a su poderosa batería, en los inviernos el rendimiento suele bajar de manera brusca, afectando la autonomía, porque precisamente este aspecto padece de forma particular el frío. ¡Sigue leyendo para más detalles!

Los cuidados que deben tener los vehículos eléctricos en invierno

Revisión de la batería

El principal problema que presentan los vehículos eléctricos en invierno radica en la batería. Es que, en estas épocas, la autonomía se reduce notoriamente y también los tiempos de carga son más amplios. Una de las primeras recomendaciones que se brindan es dejar el coche en una zona que no esté tan fría. Esto puede ser un garage como opción ideal, pero también la calle, al menos en algún sitio en donde el viento no golpee demasiado. 

Leer más:
Los 5 mejores carros eléctricos en USA

Por lo general, se estima que las baterías duran ocho o diez años, 150 mil kilómetros o también 3 mil ciclos de carga. Para evitar que esto se reduzca, lo que se aconseja es no cargarlo al 100%, siendo lo ideal dejarlo hasta un 80%. Además, no hay que dejar que se descargue del todo.

Calentar el habitáculo

Otros de los consejos es calentar el habitáculo en los momentos que el vehículo esté conectado al punto de carga. De lo contrario, la batería se esforzará más y producirá un desgaste innecesario.

El uso de la calefacción

Son muchas las versiones actuales de los vehículos eléctricos que ya vienen integradas con bomba de calor, las cuales son muy útiles para poder aprovechar el calor residual que trae el circuito eléctrico de alta tensión. Estos pueden ser los inversores o también los motores eléctricos de la propulsión.

En caso de que los vehículos eléctricos tengan como funcionalidad asientos calefactables, se aconseja usarlos en reemplazo de la calefacción estacionaria, porque esta última tiene un consumo mucho más alto. Asimismo, mantener una temperatura de 20 grados también ayudará a que el coche reduzca su consumo.

Leer más:
Todo lo que debes conocer sobre el Honda ZR-V

Planificar el viaje

El último consejo que brindan los expertos es organizar previamente el viaje, en caso de que sea muy extenso y de mucho recorrido. Lo que se debe tener en cuenta, principalmente, es identificar cuáles son los puntos de carga en la ruta y poder calcular para llegar a ellos antes del 20% de autonomía.