Autos

Toyota, Mazda y Subaru se unen para crear una serie de motores que cambiarán el paradigma de la nueva movilidad

El tridente nipón une su sabiduría y tecnología para desarrollar nuevas líneas de motorización.

Tres de las automotrices más importantes se unieron para desarrollar una nueva generación de motores pensados para los modelos genéricos de cada marca. Los motores desarrollados por Toyota, Mazda y Subaru serán compatibles con las alternativas de combustible de la nueva movilidad. Entre ellas se destacan el e-fuel (combustible sintético), los biocombustibles y el hidrógeno líquido.

La adopción de estos combustibles ya avanza en el sector, aunque principalmente en algunos modelos determinados, prototipos y unidades  con tecnología híbrida. Sin embargo, a nivel general todavía no están listos para modelos de producción en serie. Porsche, Audi y BMW son ejemplos de automotrices que tienen abiertas investigaciones, modelos de prueba y proyectos de desarrollo en relación con estas alternativas.

En el caso de Toyota, la estrategia de la automotriz frente al nuevo panorama de la movilidad siempre fue diversificar en lugar de limitar. En esta línea, en lugar de volcarse por completo a la producción de autos eléctricos, eligió darle mayor relevancia a las tecnologías híbridas.

toyota-subaru-mazda

Sobre cuándo saldrán a la calle los primeros coches con estos nuevos motores, se espera que lo hagan en torno a 2027. Toyota está desarrollando las cadenas cinemáticas para que funcionen no sólo con combustibles fósiles, sino también con biocombustibles, hidrógeno e incluso carburantes sintéticos.

La alianza japonesa permitirá producir nuevos motores a cada marca

La triple alianza nipona no se limitará a un único motor. Cada empresa va a desarrollar sus propios motores. De esta manera competirán entre sí por cuál de las tres desarrollará la mejor propulsión.

toyota-subaru-mazda

Mazda trabaja sobre sus ya conocidos rotativos Wankel, de uno y dos rotores, que serán utilizados como generadores y extensores de autonomía para los híbridos enchufables. En el caso de Subaru innovará en base a sus boxer de cuatro cilindros, asociados a un motor eléctrico para los nuevos Crosstrek y Forester.

Atsushi Osaki, Presidente y Director Ejecutivo de Subaru Corporation, agregó que: “Para ofrecer a nuestros clientes diversas opciones para lograr la neutralidad de carbono, es necesario asumir el desafío de desarrollar motores que estén en sintonía con el entorno energético del futuro”.

La estrategia de Toyota y su exclusiva motorización

Toyota desarrollará dos propulsores de cuatro cilindros en línea: un 1.5 con versión aspirada y otra turbo; y un 2.0 turbo. Los motores realizados por esta marca son entre un 10 y un 20% más pequeños que los motores convencionales. Aun así son capaces de ofrecer una eficiencia de combustible similar y, en algunos casos, mejor que los actuales. 

toyota-nuevo-motor

Hiroki Nakajima, director de tecnología de Toyota, sostuvo que: “Los motores representan una tecnología necesaria de múltiples vías, pueden quemar combustibles neutros en carbono y combinarse con configuraciones híbridas electrificadas ampliando las combinaciones de batería y motor. El motor siempre fue la estrella del show. Ahora puede ser un actor secundario para la batería”.

“Continuaremos ofreciendo a los clientes automóviles interesantes perfeccionando los motores de combustión interna para la era de la electrificación y ampliando las posibilidades de múltiples vías para lograr la neutralidad de carbono”, expresó Koji Sato, presidente, miembro de la junta directiva y director ejecutivo de Toyota Motor Corporation.

Ariel Di Stefano

Nació en 1976, fanático de los fierros desde pequeño, desarrollo su carrera en tecnología y marketing donde hoy se destaca como expositor y profesor. Hoy es Director de MotorDigitalPress.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba