Mitsubishi electrifica su futuro: cómo es la nueva SUV mediana hermana de la Renault Scénic

Escrito por Kevin Kupferberg

Desde que Mitsubishi se integró a la alianza Renault-Nissan, la estrategia comercial y de producto de la firma asiática ha experimentado cambios significativos. En consecuencia, el grupo franco-japonés ha estado inmerso en una profunda modificación para devolver la rentabilidad a la operación de la empresa de los tres diamantes.

Aunque estos cambios pueden ser un tanto polémicos para los fanáticos, los argumentos de la compañía apuntan a un futuro prometedor desde el punto de vista económico. Y una de las novedades más destacadas en este sentido es la adaptación de nuevos modelos que pasan a ser un rebadge de Renault, como es el caso del Colt (Clio) y del ASX (Captur) en Europa.

El próximo paso en esta gran transformación será la incursión en el segmento de vehículos eléctricos y el producto elegido como base para este movimiento estratégico es la reciente Renault Scénic, conocida por su transición de monovolumen a C-SUV eléctrico. Este vehículo ha captado la atención de Mitsubishi que presentará su propia versión enchufable del modelo.

Leer más:
Kinto Share y su gran crecimiento en descargas

¿Cuándo llega la versión eléctrica la Scénic?

La revelación de esta nueva incorporación se anticipó con un teaser que muestra el lateral de la SUV que evidencia similitudes con la Scénic original. Las únicas variaciones notables se encuentran en el diseño frontal y posterior con un enfoque renovado en los faros. Y aunque el nombre y la fecha de presentación todavía no trascendieron, se espera que la revelación no tarde en llegar.

La nueva Scénic, presentada a principios de septiembre, se mantiene en el segmento C y representa el equivalente 100% eléctrico al Austral de Mitsubishi. Con dimensiones de 4470 mm de largo, 1864 mm de ancho, y una distancia entre ejes de 2785 mm, la Scénic prioriza el espacio interior y la capacidad del baúl, que alcanza los 545 litros.

Desarrollada sobre la plataforma CMF-EV, ofrece dos opciones de motorización: una versión con 170 CV alimentada por un paquete de baterías de 60 kWh, capaz de recorrer hasta 420 kilómetros, y otra con 218 CV y baterías de 87 kWh, con una autonomía extendida hasta los 620 kilómetros.

Leer más:
¿Cómo es el nuevo Peugeot 208 Rally4?

El desafío de Mitsubishi para continuar con la movilidad sostenible

Estas baterías de nueva generación, suministradas por LG, son del tipo NMC (níquel, manganeso y cobalto) en lugar de las convencionales de iones de litio. Mientras que incorporan cuatro niveles de recuperación de energía, todas las versiones cuentan con tracción delantera y no se prevé la disponibilidad de opciones con tracción integral.

De esta manera, Mitsubishi continúa con su apuesta por la innovación y la movilidad sostenible, y se adapta a los cambios del mercado al buscar un sólido afianzamiento de su posición en el competitivo mundo de los vehículos eléctricos. Así, la llegada de su versión de la Renault Scénic es un paso más en este emocionante viaje hacia un futuro más sostenible y eficiente.