¿Cuál es la presión de aire en las llantas correcta?

Escrito por Paulo Di Renzo

La presión de aire en las llantas es un aspecto fundamental para mantener su rendimiento óptimo y garantizar la seguridad en la conducción. Además de influir en la durabilidad de las mismas, también afecta al consumo de combustible y al andar. Te mostramos cuál es la correcta o más adecuada, de qué depende y más.

Cabe destacar que conocer cuál es la presión de aire en las llantas exacta o ideal resulta clave en todo sentido; desde el confort hasta incluso la seguridad. Asimismo, hay tantos tipos y variantes de motocicletas que dicho valor puede variar de forma notable.

¿Cuál es entonces la presión de aire en las llantas correcta?

La presión de aire en las llantas considerada apropiada para el vehículo de dos ruedas se encuentra especificada en el manual del fabricante. Y más allá de cualquier cambio que realices o aspecto que creas mejor, los denominados valores de fábrica son siempre los mejores por diversas razones, empezando por el objetivo principal del modelo y sus características.

Leer más:
QJ y un hito en la historia: ¡Conoce su embrague electrónicamente controlado!

No obstante, y para que conozcas al menos lo básico y lo tengas en consideración para tu motocicleta, algunos valores frecuentados de presión de aire en las llantas son los siguientes:

  • Las motos grandes utilizan 35 o 36psi en la rueda delantera y 40 o 42 en las traseras
  • Scooter tipo medio: 26 en la delantera y 33 en la trasera
  • Deportiva: 33 en la delantera y 40 en la trasera

Consejos para el mantenimiento de las llantas

Es esencial revisar regularmente la presión de todas las llantas; al menos una vez a la semana, cuando estén frías y utilizando un calibrador confiable. Es importante también verificar que el tipo instalado en el vehículo sea compatible con el original de fábrica, lo cual se puede comprobar a través de la placa ubicada en el marco de la puerta o en la tapa exterior del depósito de combustible.

A su vez, la presión de aire en la llanta delantera siempre debe ser compatible con la trasera; es decir, si una está mal, la otra no podrá desenvolverse correctamente, ya que son complementarias. 

Leer más:
Vacaciones: ¿Qué debes chequear antes de salir a la carretera?

Beneficios de cumplir con la presión adecuada

Además de los inconvenientes que evitarás, está comprobado que mantener la presión de aire en las llantas que indica el manual proporciona los siguientes beneficios:

  • Frenado rápido: implica mayor eficiencia y seguridad en todo tipo de terrenos y contextos, sobre todo en situaciones de emergencia
  • Rápida respuesta en la dirección: garantiza una respuesta ágil y precisa al girar el volante, lo que mejora la maniobrabilidad del vehículo
  • Vida óptima de la llanta: impide un desgaste irregular y prematuro lo que por defecto extiende su vida útil
  • Economía de combustible: reduce la resistencia al rodaje, lo que se traduce en un menor consumo y un ahorro económico