De antigua a nueva: Así restauraron una pick up de Dodge de hace ¡60 años!

Escrito por Kevin Kupferberg

La fusión entre lo antiguo y lo moderno siempre es un desafío emocionante para los amantes de los automóviles. La idea de revitalizar un clásico para dotarlo de comodidades y tecnología de la era actual es más que un proyecto mecánico: es una expresión de pasión y creatividad. Y en esta ocasión, un fanático de las pick up restauró una verdadera joya: una Dodge D200 Power Wagon doble cabina de hace 60 años.

El proceso de restauración de esta icónica camioneta, símbolo de la época dorada del automovilismo, no fue una tarea fácil. Porque la combinación de lo clásico con lo moderno suele generar desafíos técnicos significativos que van desde la adaptación de componentes hasta la integración de sistemas avanzados. Y sin embargo, para el responsable de esta fantástica recuperación de la Dodge D200 Power Wagon, los obstáculos se convirtieron en oportunidades para demostrar su destreza.

D200 y RAM 2500 juntas: ¿Por qué y cómo?

En esta oportunidad, la Dodge D200 se fusiona con una RAM 2500 Laramie modelo 2010, y ofrece como resultado una combinación nostálgica respaldada por la tecnología y las comodidades del siglo XXI. Esta pick up fusionada, conserva el chasis de la RAM 2500 y está impulsada por un motor Cummins de seis cilindros en línea de 6.7 litros que entrega una potencia impresionante de 350 CV y 881 Nm de torque.

Leer más:
Nissan llama a revisión a modelos de Frontier 2015-2023

Los detalles que hacen única a la Dodge D200 restaurada

Con la carrocería original de la Dodge D200 adaptada al nuevo chasis, el exterior de esta joya restaurada es una verdadera obra de arte. Desde las líneas clásicas de la caja Sweptline hasta los detalles cuidadosamente modificados, como los guardabarros delanteros y el paragolpes recromados, cada elemento refleja la meticulosidad y el amor por el detalle del restaurador.

Pero la verdadera magia de esta pick up reside en su interior, donde la nostalgia se encuentra con la innovación. Desde el tablero hasta los asientos delanteros eléctricos con calefacción y ventilación, cada detalle fue seleccionado para combinar el encanto del pasado con las comodidades del presente

Además, un sistema de audio de 5000 vatios y 18 altavoces garantiza una experiencia auditiva envolvente, mientras que la unidad principal Alpine ofrece funciones modernas como Apple CarPlay y navegación. Es decir, pese a la antigüedad del vehículo original, ingresar en su interior te permite imaginar que, en realidad, es mucho más reciente.

Leer más:
¿Cómo es la Ford Ranger Super Cab? Todo sobre esta particular versión

¿Por qué implica un antes y un después?

En definitiva, esta Dodge D200 restaurada es mucho más que un vehículo: es un testimonio del ingenio y la dedicación de una persona que vislumbró en la restauración automotriz una forma de arte. Su valor trasciende lo monetario, ya que representa la pasión y el espíritu de innovación que continúan impulsando la industria del automóvil hacia el futuro. 

Sin duda, un tributo a la rica historia de Dodge y un símbolo del poder duradero de la ingeniería automotriz. Al mismo tiempo, el simple hecho de que sea un vehículo de hace casi 60 años lo vuelve aún más atractivo.