¿El Tito en las rutas de Argentina?

Escrito por Paulo Di Renzo

El plan para que el Tito pueda ser utilizado en ruta consta de que la empresa que lo fabrica, Coradir le pidió al gobierno argentino una habilitación para que este modelo pueda circular libremente por cualquier ruta y autopista.

Coradir, la empresa radicada en San Luis que produce el Tito 100% eléctrico, pidió al Gobierno una habilitación para que el city car pueda circular por rutas y autopistas. Actualmente hay una restricción para los vehículos homologados bajo la categoría L7, donde también entran otros modelos de este particular segmento como los Volt y Hamelbot.

Todos los vehículos que pertenecen a la categoría L7 tiene prohibido circular por rutas y autopistas, algo que los responsables de la empresa que produce el Tito ven como un impedimento para aumentar las ventas del modelo.

Así las cosas, tras lanzar una versión “potenciada” del Tito capaz de alcanzar los 95 km/h de velocidad final, Coradir mandó una solicitud al Ministerio de Transporte de la Nación para que anule esa restricción. En su página web, la empresa aseguró que “ya estamos solicitando la eliminación de la restricción de circulación en rutas y autopistas a vehículos L6B y L7B prevista en el artículo 48, inciso M2, del decreto 32/2018 del Ministerio de Transporte de la República Argentina”.

Leer más:
¿Cómo es el nuevo SUV Yaris de Toyota y cuándo se lanza?

Cuando salió al mercado el Tito la realidad es que su velocidad máxima anunciada era de 45 km/h, con lo cual era lógico que tuviera prohibido circular en rutas, donde la mínima en la mayoría de los casos es de 80 km/h. Pero el año pasado la marca lanzó la versión potenciada con una batería de mayor tamaño y por ende puede alcanzar mayor velocidad.

Esta nueva versión se ofrece en dos opciones de autonomía (100 y 300 km), con precios que oscilan entre 23.500 y 28.250 dólares, que al cambio oficial equivalen a 4.494.375 y 5.402.812 pesos argentinos.

Para todas las versiones del Tito, el tiempo de carga estimado es de 8 horas en un enchufe doméstico de 220 volts. El equipamiento está compuesto por sistema multimedia táctil de 10’’, radio con bluetooth, cámara de retroceso, cierre centralizado, levantavidrios eléctricos, tablero digital y freno a disco en las cuatro ruedas como lo más destacado. Por su parte, el aire acondicionado es opcional. Lo que cambia de la versión potenciada son los neumáticos, con llantas de 13 pulgadas en lugar de las 12 del resto de la gama.